Iniciando el Viaje!

Share on Google+0Share on Facebook0

Un día me cansé de ver fotos ajenas,  de leer experiencias de viajeros,  de decir: pronto lo haré…

Supongo que la comodidad conocida de la incomodidad me tenía apagada y me encendía para resignarme y volver al trabajo que no me hacía feliz (pero es trabajo!) a vivir en la eterna rutina de las mismas calles, las mismas caras, los mismos ruidos.

“Pronto lo haré” siempre se posponía (por falta de dinero, por “la vida misma”, por miedo a confiar en mí misma…)

Las ganas de viajar estuvieron siempre presentes en mi cabeza, desde aproximadamente la mitad de mi vida, pero fui transitando diferentes caminos, algunos difíciles, otros dolorosos, posponiendo el poder concretar mi sueño.
En mi caso, varias mudanzas de barrio en barrio en muy poco tiempo, malas experiencias y la fuerte sensación de no elegir a Buenos Aires como mi lugar de pertenencia, hicieron que me decida a cambiar de aires, de rumbos, y elegir hacer de mi vida un viaje, una aventura nueva todos los días.

Playita de arena blanca

Playita de arena blanca

Isla del Sol-Bolivia-Acto escuela

Isla del Sol Bolivia, acto en escuela

Además siempre estaba el tema de “la edad” y lo digo así porque parece que desde que me había ido a vivir sola ya estaba “encaminada en la correcta forma de vida de una persona en una sociedad y bla bla bla” según todos los parámetros establecidos por vaya a saber quién.

No voy a profundizar sobre el del rol cada vez más independiente de la mujer a lo largo de los años,  quiero contar mi experiencia como mujer inquieta y aventurera, y que sea una semilla para que muchos se animen a hacer lo mismo y confiar.

Sendero Largo de la Isla

Sendero Largo de la Isla

Ventana al Sol

Ventana al Sol, Isla del Sol

Hace más de medio año, partí de Buenos Aires con la idea de vivir de nómada un tiempo, de encontrarme conmigo misma, de conocer el mundo y las personas maravillosas que van cruzándose por los caminos. No les miento cuando les digo que la gente es hospitalaria, atenta y siempre responde amablemente acá y en la China, lo importante es ir con buena predisposición, seguro de uno mismo y aceptar la cultura del lugar que estás visitando.

Me fui con una angustia muy grande, aún habiéndome despedido de amigos y familia, que se manifestó llorando a moco tendido cuando el avión estaba por despegar. Por supuesto que siempre conté con el apoyo de todos los que me quieren, dándome consejos,  cuidates, lágrimas, abrazos, besos y, sin que yo lo pida, algo de dinero.

La adrenalina era intensa por no saber a donde iba a parar, qué iba a hacer si se me acababa la plata, si me robaban, si me caía de un precipicio o si me picaba la arañita más peligrosa a la noche y no me daba cuenta… todos fantasmas locos que daban vueltas en mi cabeza.

Plaza con Iglesia

Plaza con Iglesia, Isla del Sol

En todos los lugares hay viajeros solos o sueltos (como me gusta más llamarlos a mí). En hostels, en la plaza, en el tren, en el bus; y si no están en grupo siempre hay lugar para compartir comidas,  beber algo, ir a caminar y visitar algún lugar. O sea que puedo decir que nunca estuve sola “del todo”,  hasta ahora vengo conociendo gente estupenda, aprendiendo algo de otros idiomas y me hago entender en el medio inglés que manejo.

Vista del Norte

Vista del Norte

El mar de Bolivia

El mar de Bolivia, Isla del Sol

Estuve resfriadísima, sintiéndome mal, queriendo dormir todo el día y preguntándome por qué decidí dejar todo aunque desde siempre supe la respuesta… ahora que llevo un buen tiempo de viaje, estoy segura de haber tomado la mejor decisión de mi vida porque sé que la aventura recién comienza, que el mundo es muy grande y que el mañana es incierto.

Fotos: Daniela Augurio.


En paratuviaje queremos que sientas nuestros viajes como propios y
deseamos que te conviertas en un viajero apasionado!!!
Como dijo un Filósofo…“Viajar y cambiar de lugar revitaliza la mente”.
 Comenta y comparte tus propias vivencias con nosotros!
Muchas gracias y hasta la próxima viajer@  :)

Síguenos en nuestras redes sociales, acompáñanos en este Viaje:

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *