Isla del Sol

Share on Google+0Share on Facebook0

La Isla del Sol se encuentra dentro del famoso Lago Titicaca, lago que es compartido por Bolivia y Perú pero la isla se encuentra del lado boliviano.

Luego de aproximadamente 2 hs y 1/2 de navegar desde Copacabana por las azules verdosas aguas del lago Titicaca, llegué a Isla del Sol.

Isla desde lo Alto

Isla desde lo Alto

Hace unos años cuando había ido a Bolivia por primera vez me quedó en el tintero visitar este maravilloso lugar.
La isla abarca 70 km2, estuve durmiendo en el norte que es más económico y menos bullicioso que el sur.

Las cholitas

Las cholitas

Bosques de Eucaliptus

Bosques de Eucaliptus

Está formada por 3 comunidades: Cha’llapampa (norte), Cha’lla (centro) y Yumani (sur). Para recorrer toda la isla se pagan 30 bs, sino se paga por comunidades.
En el boleto de cada una hay un mapa con las ruinas o yacimientos incas que pueden visitarse. Entre ellos están la mesa ceremonial, diversos templos, sitios sagrados, un faro, un laberinto (chinkana) y un par de museos (lamentablemente el del oro estaba cerrado por reformas).

Laberinto

Laberinto

En mi opinión, está poblada de miradores sin tener necesariamente el cartel indicador. Las “ventanas” con vista al lago, las piedras apiladas y los cerros para trepar y entrar en calor contra el frío del atardecer, son hermosas propuestas para disfrutar no solamente los colores del Titicaca, sino los nublados, los arco iris y el naranja fuego que indica el fin del día. En éste mismo croquis, hay dos caminos dibujados, uno más extenso delimitado por escalones de piedra y larguísimas subidas y bajadas a lo largo de todos los trayectos (ruta sagrada de la eternidad del sol) y otro más corto que pasa por una plaza donde hay una iglesia. De todas maneras se puede optar por alguno alternativo, siguiendo a las cholitas y sus ovejas, o el que a mí más me gustó que fue el sendero del bosque de eucaliptos, por donde pasa el río. Resulta toda una aventura ganarle a la puesta del sol y a la temprana oscuridad, ya que hay muy poco alumbrado público en toda la isla.

 

Tonalidades del agua

Tonalidades del agua

No hay un mercado pero sí hay restaurantes en el pueblo, donde la sopa de quinua es la principal, además de la trucha a la que pescan después de pasar toda la noche en el bote, según me contó la mujer que atiende “La Ñusta”, lugar que recomiendo por la calidez de atención y sabores que ofrece.

Son muy amables y cordiales, estuve enferma y me dieron té de coca y muña, con lo que me repuse rápidamente.
De noche las estrellas son las protagonistas gracias a que no hay contaminación lumínica; es un cuadro maravilloso ver la Vía Láctea y la luna bañando las aguas del lago.

Atardecer en Isla del Sol

Atardecer en Isla del Sol

Fotos: Daniela Augurio.


En paratuviaje queremos que sientas nuestros viajes como propios y
deseamos que te conviertas en un viajero apasionado!!!
 Comenta y comparte tus propias vivencias con nosotros!
Muchas gracias y hasta la próxima viajer@  :)

Síguenos en nuestras redes sociales, acompáñanos en este Viaje:

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *