La Payunia, un desierto de volcanes

Share on Google+0Share on Facebook0

La Payunia, también conocido como el desierto negro de Mendoza, es un pintoresco rincón que encierra el misterio de la historia de la tierra de miles de años atrás pero al mismo tiempo lo pintoresco de una de las zonas de mayor concentración volcánica, con 800 ejemplares y más de 1000 conos volcánicos, con un promedio de 10,6 conos cada 100 kilómetros cuadrados. Un paisaje surrealista, ubicado a 240 km de Malargüe.

mendoza la payunia

Contrastes de color, La Payunia, Mendoza, Argentina

Ese manojo de volcanes tiene un número importante en su haber pero entre los más altos se destacan el Payún Liso, con sus 3.838 y el Payún Matru de 3715 metros de altura. El primero además tiene un impresionante cráter de 400 metros de diámetro y 90 de profundidad. Otros volcanes también muy nombrados son El Morado y Santa María.

Si bien ellos están apagados (aunque en realidad muchos prefieren decir que están dormidos), no debe sorprendernos que el atardecer nos encuentre entre nubes rojizas y anaranjadas que al posarse sobre los conos, parece que van a prender fuego todo.

Además, el lugar en si mismo es un juego de colores cuando nos recibe la zona llamada Pampas Negras, que es lava fragmentada que pinta el escenario de ese color que lleva en su nombre. También está el llamado Campo de Bombas, que recibe este nombre por los trozos de lava que rodaron desde el cráter y en donde se pueden avistar diferentes formas.

mendoza la payunia

El artífice de este rincón natural no se ha conformado con vestir de luto al paisaje, sino que lo ha dotado de colores: coirones amarillos salpican los rincones, en donde además se van colando algunos rojizos y tonos ocres.

Pero el espectáculo no acaba allí, en la contemplación de esos gigantes dormidos: también la flora y la fauna reclama nuestra atención y por ello nos encontraremos con guanacos y cóndores volando, zorros y choiques. En cuanto a la flora, los pastizales y matorrales son los encargados de decorar la escena.

Todo aquel que esté interesado en visitar La Payunia, deberá contratar una excursión con un guía no sólo porque conoce el lugar y sus secretos, sino por una cuestión de preservación y cuidado del mismo, que ha sido declarado como Reserva Provincial. Además, este sitio busca ser declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO por su enorme valor.

¿Cómo acceder?

El primer paso a La Payunia es por la ruta 40 en el sur, en lo que se conoce como La Pasarela, un puente a cuyos pies transita el río Grande, que es uno de los más importantes de la provincia. No obstante, no hay que olvidarse que hay que contratar un guía que conozca el lugar, que se pueden encontrar varios en la ciudad de Malargüe.

mendoza la payunia



¿Te gusto esta nota? 
Déjanos un comentario. ¿Conoces a alguien que puede interesarle esta nota? Compartila.
Muchas gracias y hasta la próxima viajero  :)

Ah, no te olvides de seguirnos a través de nuestras redes sociales:

  

Un pensamiento sobre “La Payunia, un desierto de volcanes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *