Parque Nacional Calilegua: Una experiencia profunda con la naturaleza

Share on Google+0Share on Facebook0

El Parque Nacional Calilegua es testigo de uno de los ambientes con mayor riqueza natural de Sudamerica. Este Parque Nacional se encarga desde 1979 de preservar un área representativa de las famosas “Yungas”. Estas son cómplice esmeralda de las laderas andinas y subandinas, las Yungas despliegan su exuberancia a lo largo de 4.000 km desde Venezuela hasta perderse en el este de Catamarca.

jujuy_66829
Es el área protegida más grande de la Argentina (1.350.000 ha aprox) dedicada a la conservación de las selvas tropicales de montaña.

El mismo constituye el ambiente de mayor biodiversidad del país junto con la selva paranaense en Misiones. Posee un relieve quebrado con profundos cañadones esculpidos por arroyos y ríos de marcada pendiente, como así también cordones montañosos con picos de más de 3.000 metros de altura. Sobresalen por su magnitud los Cerros Hermoso, Amarillo y Morro Alto y la Serranía del Socavón. Se caracteriza por ser trans-provincial, situado entre las Provincias de Jujuy (30%) y Salta (70%).

168_valle-de-las-yungas

El parque posee una gran belleza paisajística que puede apreciarse en todo su esplendor al transitar la ruta provincial Nº83 que atraviesa el mismo. A lo largo del camino pueden identificarse tres ambientes bien diferenciados: la selva pedemontana, la selva montana y el bosque montano. Cada uno de ellos presenta una vegetación característica y es posible avistar ciertas especies de aves y mamíferos en particular, lo cual convierte a este sitio como un lugar ideal para la observación de fauna, especialmente aves, ya que se han relevado 270 especies y se estima que podrían habitar el parque unas 230 más, lo cual haría de Calilegua el hogar del 50% de las especies de aves que habitan en la Argentina. En cuanto a los mamíferos, debe destacarse la presencia del mayor predador de América, el Yaguareté.

Calilegua-Portada

Cercano al acceso de entrada, se encuentra el camping agreste Aguas Negras. Allí es posible acampar, previo registro en la seccional de guardaparques. Existen baños pero las instalaciones carecen de agua caliente, se recomienda llevar provisión de agua, ya que la que se obtiene de los grifos no es potable.

Una amplia red de senderos ofrece distintas alternativas para apreciar las bellezas del paisaje de las Yungas y brindan la posibilidad de adentrarse en la profundidad de las selvas, pudiendo avistar aves y con alguno de los escurridizos mamíferos.

A lo largo del parque existen 9 senderos con distintos grados de dificultad y duración, que permiten recorrer los cuatro pisos de vegetación que caracterizan a las Yungas. La mayoría de ellos atraviesan la selva pedemontana y parten en las proximidades de la seccional de guardaparques (Aguas Negras). Recomendamos dar aviso al guardaparque antes de comenzar a caminar. Existe un circuito habilitado para recorrerlo en bicicleta, lo que resulta una experiencia inolvidable.

calilegua04-800-x-5311

El pueblo de Calilegua se encuentra a 5 km del Parque Nacional. Este tranquilo lugar constituye una opción tentadora para alojarse mientras se recorre el parque y los alrededores. Cuenta con muy poca infraestructura turistica, lo que destaca la tranquilidad del lugar. Las tarifas de alojamiento son económicas, lo que hace de Calilegua a una buena opción donde dormir.

Otro lugar donde poder dormir es la ciudad de Libertador General San Martín, antiguamente llamada Ledesma, puerta de entrada para visitar el Parque Nacional Calilegua. Hoy es una ciudad de 70 mil habitantes y se encuentra a solo 11 km del Parque. Una buena opción para dormir, es acampar gratis en el Camping Municipal Aurelio Martinez.

DSC02415

Desde el Parque Nacional Calilegua nace una de las expediciones más atractivas que ofrece el Noroeste Argentino. Una experiencia profunda con la naturaleza y un recorrido milenario, alguna vez utilizados bajo el dominio del imperio Inca. Este recorrido, realizable a pie o a caballo, nos permite unir en el recorrido dos sitios de máximo valor natural y cultural. Se parte desde la Reserva de Biosfera de las Yungas, un entorno selvático con un alto valor en biodiversidad, atravesando distintos biotipos selváticos, hasta alcanzar los pastizales de altura, ascendiendo las altas montañas que separan las selvas de la Puna. Se visitan en esta aventura los poblados de San Francisco y San Lucas.  Se arriba a la zona de acampe conocida como el Abra, El Potrero. Luego se continúa el ascenso hasta Molulo y más allá sobre las cumbres Yuto Pampa desde donde se parte hasta el punto más alto del recorrido, a 4300 mts de altura. En el camino se deleitarán con paisajes de profundas quebradas, valles y pequeñas pampas. Pasarán del verde intenso de las selvas al paisaje desnudo de las altas montañas. Durante la marcha se avistarán cóndores surcando los cielos, manadas de guanacos y vicuñas.  Luego se desciende a la Quebrada de Humahuaca, llegando a Tilcara lo que marca el fin de esta maravillosa aventura. Esta excursión se realiza en unos 5 días de marcha y es imprescindible contar con guías experimentados.

jujuy4

Otra gran aventura es conocer el pueblo de Alto Calilegua. Este lugar tiene una veintena de casas, se emplaza en las cimas planas de los cerros que coronan el parque. El acceso es únicamente a pie, a caballo o mula y llegar a este pobladito de las alturas demanda algo más que medio día, por lo que una vez llegados debe preverse pernoctar allí. Desde San Francisco, que se encuentra a una altura de aproximadamente 1500 mts, debe tomarse en sendero que atraviesa la selva montana, que da paso al bosque montano, y luego a medida que se asciende se llega finalmente a las praderas de las cimas y los pastizales de altura. En el camino es posible apreciar las variaciones de la vegetación que cambia conforme a la altura, desde la espesura de la selva hasta los campos verdes de césped en las alturas a unos 3000 mts. Esta travesía no sólo permite contemplar paisajes de ensueño, pudiendo verse otros pueblos cercanos que se yerguen sobre las laderas, sino que se divisa en la lejanía las imponentes serranías desérticas que separan la aridez de la Quebrada al otro lado, del verde profundo de las yungas. En el camino, es posible avistar una gran variedad de aves, y con suerte contemplar en los cielos el vuelo del rey de los Andes, el Cóndor Andino que los sobrevolará silencioso cuando transiten las praderas en las cimas.

jujuy1

CONSEJOS:
– Es recomendable prever más de tres días en la zona para tener un panorama general del lugar. Si piensa recorrer toda la zona, una semana no será suficiente.
– Contrate siempre guías habilitados para las excursiones de senderismo. Si bien es posible recorrer senderos en forma individual en el Parque Nacional sin mayores dificultades, una visita guiada le dará un panorama más claro y amplio que le ayudará a comprender el lugar.
– Fuera del parque contrate siempre guías locales. Es importante evitar moverse en forma individual y recuerde que un guía acompañante es sumamente conveniente por razones de seguridad personal.

-Considere siempre aprovisionarse de agua potable tanto para las excursiones como si tiene pensado acampar.
– Lleve consigo repelente para insectos, especialmente si visita la zona en época de lluvias. Remeras de manga larga y pantalones largos son la mejor opción para evitar picaduras.



¿Te gusto esta nota? 
Déjanos un comentario. ¿Conoces a alguien que puede interesarle esta nota? Compartila.
Muchas gracias y hasta la próxima viajero  :)

Ah, no te olvides de seguirnos a través de nuestras redes sociales:

  

2 pensamientos sobre “Parque Nacional Calilegua: Una experiencia profunda con la naturaleza

  1. sebas32

    No lo tenía registrado este lugar. Parece que vale la pena conocerlo.